La soya tiene un excelente perfil nutricional, pues contiene entre un 38 y 40% de proteína, alrededor de un 18% de grasas, en su mayoría polinsaturadas y por su origen vegetal, no contiene colesterol, 15% de carbohidratos, 15% de fibra y 14% de humedad.

 

La Rica Historia del Frijol de Soya

Nutrición y Salud
Información proporcionada por la ASA-IM en México


Durante los últimos 5000 años, el frijol de soya ha sido parte de la dieta de los chinos. De hecho, muchos países asiáticos han consumido una amplia gama de productos de soya durante siglos. En la actualidad, con frecuencia los científicos atribuyen la salud cardiaca y la longevidad de aquellas poblaciones a las dietas ricas en soya. Debido a que muchos productos de soya se originaron en Asia, eso ha dado lugar a que éstos se denominen con nombres asiáticos los Estados Unidos apenas han cultivado frijol de soya durante una fracción del tiempo que éste se ha cultivado en Asia. El frijol de soya fue llevado a los Estados Unidos a mediados de los años 1700, aunque su aceptación como cultivo para la alimentación fue lento, dado que en un inicio fue valorado casi exclusivamente como un alimento para la engorda animal.

Dicha opinión empezó a cambiar a principios de los años l900, cuando personajes como Henry Ford comenzaron a explorar el papel de la soya como fuente de nutrición humana.  A medida que avanzó el siglo, la soya lentamente inició su ingreso en la dieta de los estadounidenses. Los habitantes de la Unión Americana vacilaron en aceptar la soya, principalmente debido a que muchos de los productos de soya en aquella época estaban diseñados para el gusto asiático, que era desconocido en gran medida por la población en general, o se elaboraban de forma deficiente.

Adicionalmente, hay una cantidad creciente de investigación científica verosímil que apoya los efectos benéficos de la soya en la salud:
De acuerdo con la Declaración de Salud Categórica emitida en 1999 por la Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos, comer 25 g de proteína de soya por día como parte de una dieta baja en grasa saturada y baja en colesterol, puede reducir el riesgo de una enfermedad cardiaca. La soya parece muy prometedora en la reducción del riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de mama y próstata. La evidencia sugiere que las isoflavonas del frijol de soya pueden reducir la pérdida ósea en las mujeres postmenopáusicas y reducir los síntomas de la menopausia
En los últimos 30 años todo esto ha cambiado, la calidad de los productos de soya se ha mejorado de manera radical. Cada vez se están desarrollando y produciendo más productos de soya encaminados particularmente al gusto y estilo de vida de nuestra región.

 

​Soya y Nutrición Infantil
Nutrición y Salud

Información proporcionada por la ASA-IM en México


La problemática en la salud pública a causa de las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, ha llevado a prestar más atención a los esfuerzos para establecer hábitos saludables en la alimentación a temprana edad en la vida del individuo como sea posible. En parte, esto se debe al reconocimiento de que los hábitos de la alimentación en la niñez persisten hasta la edad adulta y cambiar el comportamiento dietético en los adultos resulta difícil.

La evidencia también sugiere que el comportamiento en cuanto a la salud durante la niñez y la adolescencia impacta el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas más adelante a lo largo de la vida. Por ejemplo, se asocia la obesidad en la niñez con una mayor mortalidad por enfermedades cardiovasculares en la edad adulta, independientemente del peso en el adulto.
También se sabe que los factores del estilo de vida temprana afectan la probabilidad de desarrollar cáncer de mama durante la edad adulta. Estas observaciones son importantes dado que enfermedades que anteriormente sólo se presentaban principalmente en adultos, tales como la hipertensión y diabetes mellitus no dependiente de insulina, cada vez son más frecuentes en la niñez. También se reconoce que las etapas iniciales de las enfermedades crónicas, tales como la cardiopatía coronaria, ya resultan aparentes en adolescentes.
Dada la influencia del comportamiento dietético en las etapas tempranas de la vida, resulta importante entender de qué manera es posible que los atributos nutricionales de los alimentos de soya impacten la salud de los jóvenes desde la infancia hasta la adolescencia



 

Soya y Nutrición Masculina
Nutrición y Salud

Información proporcionada por la ASA-IM en México

Gran parte de la discusión popular acerca de los alimentos de soya y la prevención de enfermedades crónicas, se ha centrado sobre las propiedades tipo estrógeno de las isoflavonas de la soya y, por lo tanto, sobre su papel en la dieta de mujeres posmenopáusicas. No es de sorprender que las encuestas revelen que las mujeres tienen más probabilidades de consumir alimentos de soya que los hombres. Sin embargo, los últimos 20 años de investigación, han puesto de manifiesto que los hombres también tendrían la posibilidad de beneficiarse con la incorporación de alimentos de soya en su dieta.
Entender a las isof lavonas
Los alimentos de soya esencialmente son fuentes singulares de isoflavonas; compuestos denominados como fitoestrógenos debido a que tienen algunas propiedades tipo estrógeno. Las dos isoflavonas primarias del frijol de soya son la genisteína y daidzeina; uro tercera isoflavona,la gliciteína, está presente en cantidades relativamente pequeñas. En el frijol de soya y los alimentos de soya no fermentados, las isoflavonas se encuentran naturalmente presentes como glucósidos (genisteina, daidzeina y gliciteina).
A pesar de su similitud química con el estrógeno hormonal, las isoflavonas son moléculas muy diferentes y tienen diferentes efectos fisiológicos Por ejemplo, se sabe que los estrógenos equinos conjugados y/o el estradiol incrementan los niveles de la proteína C reactiva, globulina transportadora de hormonas sexuales, triglicéridos, lipoproteínas de alta densidad y hormona estimulante de la tiroides, e incrementan el espesor endometrial. 

Asociación Mexicana de Alimentos de Soya A.C.

Avenida Cafetales # 1747

Col Haciendas de Coyoacan

México  DF, C.P. 04970​

 

 

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Instagram - Black Circle